Vehículos de inversión que destacan para el 2022. Conócelos.

Noticias y Tendencias - diciembre 27, 2021
Vehículos de inversión que destacan para el 2022. Conócelos.

Luego de un 2021 de reactivación económica tras el golpe de la pandemia, las cartas están jugadas y todas las estrategias de los inversores se concentran ahora en un 2022 que podría significar la consolidación de varios esquemas, aunque con el condicionante de la alta inflación y la crisis logística que vive los EE. UU.

Los vientos en contra que se sintieron desde el 2020 están quedando atrás, pero la incertidumbre no ha desaparecido menos ahora con el surgimiento de la nueva variante del coronavirus “ómicron”, por lo que se espera que las estrategias apelen a la cautela, mientras los inversores tratan de sacar el mayor provecho de las oportunidades que ofrece el mercado.

Dentro de este contexto, existen cinco vehículos de inversión que pueden marcar el año 2022, teniendo en cuenta que cada uno de estos conlleva una serie de riesgos que deben ser considerados y evaluados de acuerdo con el perfil de cada inversor.

1.- Productos negociados en bolsa (ETPs)

Se estima que los ETPs gestionados activamente alcanzaron los US$120.280 millones en entradas netas hasta octubre pasado, lo que demuestra la dinámica que ha registrado este vehículo a lo largo del año, de acuerdo con cifras de ETFGI, una firma de consultoría e investigación independiente de ese negocio1.

Debido a que los ETPs   se han diversificado y son cada vez más accesibles, algunos inversores los consideran   como un vehículo de inversión clave para su estrategia. En EE.UU., por ejemplo, están atentos al desempeño de los primeros ETFs que rastrean los futuros de las criptomonedas, tras los pasos dados en ese sentido por parte de ProShares Bitcoin Strategy y Valkyrie Bitcoin Fund.

Los ETFs, uno de los productos negociados en bolsa más populares, ofrecen acceso global a un sin número de inversiones y se caracterizan porque tratan de replicar el resultado de un activo subyacente que va desde futuros de criptomonedas, como en ese ejemplo, hasta materias primas como el oro o un índice bursátil.

La empresa de gestión de inversiones estadounidense BlackRock destaca en su web que una de las cualidades de los ETFs, además de que tienen menores cargos administrativos frente a otras opciones, es su liquidez, “lo que brinda la posibilidad de convertir una inversión a efectivo de manera rápida y sin pérdida de valor”2

2.- Fondos mutuos

Se trata de un tipo inversión alternativa en la que los inversores, personas naturales o jurídicas, adquieren una participación en un fondo y confían sus recursos a una sociedad administradora que gestiona los mismos profesionalmente.

Estos fondos pueden invertir en diferentes vehículos y segmentos como el inmobiliario, uno de los más populares según los especialistas gracias a su característica de ser un escudo contra la inflación, que alcanzó el 6,8% en EE. UU. en noviembre pasado, la mayor tasa en tres décadas.

Los fondos mutuos permiten a las personas acceder al mercado inmobiliario sin tener que invertir directamente en este, ya que los inversores les proporcionan el colchón financiero a las empresas especializadas en bienes raíces para apalancarse, obteniendo una exposición más diversificada en este negocio y a la vez los rendimientos de la actividad.

Este instrumento tiene un horizonte de más largo plazo y una de sus características es que brinda diversificación en el portafolio y no requiere un capital millonario como sí lo demandaría una inversión directa en una propiedad.

3.- Bonos verdes

Las iniciativas gubernamentales y privadas por impulsar los proyectos medioambientales han dado pie a los bonos verdes: instrumentos para financiar planes relacionados con las energías limpias, la adaptación al cambio climático, la conservación de los recursos hídricos o una movilidad más sostenible.

Las inversiones que se pueden realizar desde bajos montos fondean proyectos nuevos o ya existentes en medio de un escenario en el que la conciencia ambiental cobra cada vez más protagonismo en el mundo, particularmente luego de los compromisos asumidos por los Gobiernos en la más reciente COP26, en Glasgow (Escocia).

De acuerdo al informe Global Outlook 2022: Bullish – Selectively, de BNP Paribas, la emisión de bonos verdes puede crecer un 60% globalmente gracias al enfoque en sostenibilidad y a los criterios ESG que se adoptarán de forma más decidida en 2022.

Según cifras divulgadas por Statista, el principal país emisor de bonos verdes en el mundo es EE. UU., que solo en el primer semestre del año emitió unos US$37.000 millones, seguido por Alemania y Francia. Además, indica que el año pasado “más de un tercio del capital proveniente de los bonos verdes se utilizaron para financiar el sector energético en todo el mundo”.

4.- Mercado de capitales

Tras un turbulento 2020 por el impacto de la pandemia, el 2021 trajo esperanza a los mercados y las perspectivas para el 2022 son positivas, especialmente para el primer semestre, de acuerdo con un reciente reporte de BNP Paribas, que resalta que el Nikkei “va a tener buenos resultados a la luz de sus valorizaciones”.

En el informe Global Outlook 2022 también mejora el pronóstico de su previsión sobre el índice S&P “a causa de la poca probabilidad de la creación de un nuevo impuesto corporativo en Estados Unidos”.

Con el desafío de las altas tasas de inflación en varios mercados y la crisis logística que amenaza el abastecimiento de diferentes industrias, los inversionistas apostarán por los negocios más resilientes ante este panorama y se inclinarán por empresas de segmentos como el tecnológico, de energía o fintech, en un momento en el que el sector financiero en especial muestra una buena salud.

El chief investment officer de Mercer Advisor, Donald Calcagni5, indicó que los inversores “deberían inclinar su cartera hacia empresas de alta rentabilidad, que puedan expandir sus márgenes, que tengan altos grados de apalancamiento operativo y que puedan traspasar los aumentos de precios en sus cadenas de suministro a sus consumidores”.

5.- Criptoactivos

Cada vez más adoptadas en el mundo, las criptomonedas vivieron en 2021 uno de sus mejores años no solo en valorización sino también en impacto mediático, luego de que el bitcoin fuera avalado como moneda legal en El Salvador, el primer país en hacerlo.

De hecho, los criptoactivos pasaron a ser parte del portafolio de muchos inversores globales que optan cada vez más por segmentos que mueven millones de dólares como el de los tokens no fungibles (NTF), que se ganaron un espacio en la industria de la música y del arte.

En marzo pasado, el artista estadounidense Beeple vendió un collage, titulado Todos los días: los primeros 5000 días, por más de US$69 millones, convirtiéndose en la tercera de obra de arte más cara vendida por un artista vivo.

A la ola de criptoactivos también se sumó la industria del deporte con los fan tokens o la de los videojuegos con los títulos «play-to-earn», basados en blockchain y que les permiten a los jugadores ganar criptomonedas con su progreso. Se espera que el mercado de los criptoactivos se siga diversificando y por consiguiente generando un amplía actividad inversionista, en medio de las interrogantes sobre su regularización.

Referencias:

  1. ETFGI reports assets invested in actively managed ETFs and ETPs are a record 439 billion US dollars having increased 53.6 percent YTD in 2021. https://etfgi.com/news/press-releases
  2. Explicación de los ETFs. https://www.blackrock.com/co/educacion/etf/explicacion-de-los-etfs
  3. Estados Unidos registra su mayor inflación en 30 años: un 6,2%. https://www.dw.com/es
  4. Principales países emisores de bonos verdes en 2021, según el valor de los bonos emitidos. https://es.statista.com/estadisticas/1142469/ranking-paises-emisores-bonos-verdes/
  5. Stock Market Trends for 2022. https://money.usnews.com/investing/investing-101/articles/stock-market-trends-for-2022